Orígenes

origenesEn 1999, un conjunto de entidades sociales se plantearon la necesidad de constituir un espacio que vertebrase su actividad con dos fines: lograr una proyección interna entre ellas (mejorar el conocimiento, compartir información, coordinarse, iniciar trabajos en común,...) y tener una proyección externa, vertebrando un espacio común que represente a las entidades frente a la administración.

Después de un proceso de definición y consenso entre entidades,"Red Aragonesa de entidades sociales para la Inclusión" inicia su actividad en el año 2001 pretendiendo incidir en una mejor integración de las políticas, sociales, de empleo y económicas con el objeto de que dichas políticas respondan a las necesidades e intereses de las personas que viven en situación de pobreza y exclusión social.