En defensa de los intereses de todas las familias

Acción Familiar Aragonesa (AFA) es una organización no gubernamental, de ámbito regional, nacida en 1982. Aunque la creación de su entidad matriz de ámbito estatal, Acción Familiar, se remonta a cuatro años antes, en 1978. Desde sus orígenes siempre han sido organizaciones hermanas que, pese a que comparten misión y valores, se rigen de forma independiente. El fin de AFA es trabajar por y para la familia, impulsando el reconocimiento y valoración de su papel de la familia en la sociedad desde la defensa de los intereses de cada uno de sus miembros.

Acción Familiar Aragonesa obtuvo el estatus especial consultivo del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC) en el año 2002. En el año 2006, AFA fue declarada entidad de utilidad pública por la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior. Y, en 2010, fue declarada entidad de interés público municipal por el Ayuntamiento de Zaragoza.

La organización mantiene un compromiso con la dignidad de la persona y apoya a las familias sin discriminación alguna. Su misión es ayudar, atender y fortalecer a la familia, así como promover la protección de la infancia y los menores, tanto de los que conviven en ella como de los que no la tienen o se ven obligados a residir fuera de su entorno.

Desde sus orígenes, la ONG ha ido ampliando su campo de acción según las necesidades y cambios sociales de cada momento, adecuando sus programas y líneas de actuación a estos. “Consideramos siempre, como objetivo principal, servir y ayudar a la familia, a todos sus miembros, de forma individual o colectiva, mediante acciones directas en dos campos de actuación complementarios: asistencial y formativo”, sostienen desde AFA.

Dentro del campo asistencial, la organización cuenta en Aragón con una unidad de atención familiar, un servicio de atención y ayuda a las familias que sufren maltrato y otro de apoyo psicológico y legal y mediación familiar y juvenil, así como con Educa +, un programa para el refuerzo escolar y la ayuda e intervención con las familias. Y todo ello se apoya sobre la sólida base de un cuerpo de voluntariado.

El servicio de orientación familiar de AFA lleva funcionando desde 1996. Surgió gracias a la labor voluntaria de un grupo de tres psicólogas y un médico. Y, gracias a su buen funcionamiento, los casos atendidos han ido en aumento cada año, creciendo en paralelo a sus servicios y prestaciones, así como al número y variedad de profesionales que lo atienden: psicólogos, psicopedagoga, pedagoga, médicos, abogados… Todos ellos colaboran de manera gratuita para tratar de resolver los problemas de las familias o particulares que solicitan apoyo. Intentan buscar soluciones escuchando sus necesidades, que van desde los problemas de pareja o de los jóvenes, mujeres y mayores, hasta el fracaso escolar, la integración de los inmigrantes o las adicciones, contribuyendo con ello a la convivencia y la cohesión social.

El servicio Apal de apoyo psicológico y legal se dirige a las personas atendidas en el gabinete de orientación familiar que necesitan apoyo o terapia psicológica, tanto individual como en grupo, y también a la resolución de cuestiones jurídicas. Ofrece igualmente un servicio de mediación familiar y juvenil y uno de atención y terapia a las personas en riesgo o situación de exclusión social, en aras de la resolución de los diversos problemas individuales, familiares y sociales en los que se hallen inmersos.

Por su parte, el programa Educa + está formado por grupos de apoyo integral para favorecer la inserción socioeducativa. Va dirigido a alumnos y alumnas que, por sus condiciones sociofamiliares y económicas, se encuentran en situación de desventaja o en exclusión del sistema educativo. Un ejemplo son los grupos de inmersión lingüística. Educa + se completa con acciones de apoyo e intervención con las familias.

AFA desarrolla también un programa dedicado a actuaciones de prevención y de intervención ante situaciones donde se detecte algún tipo de maltrato a alguno de los miembros de la familia, ya sea dentro o fuera del ámbito familiar, como pueden ser los casos de acoso escolar.

Además del voluntariado que permite impartir los servicios de orientación de Acción Familiar, Educa + y Apal, AFA colabora a través de sus voluntarios en diferentes residencias, centros de día y espacios de infancia y juventud. Igualmente, estas personas voluntarias participan en la enseñanza del idioma a inmigrantes.

A parte de sus actuaciones en el campo asistencial, AFA desarrolla e imparte diversos programas formativos en el marco de la prevención de las drogodependencias y adicciones, además de otras materias dirigidas a jóvenes, padres y educadores, cuya demanda ha permitido aumentar y mejorar de año en año los programas, materiales didácticos y medios técnicos para impartirlos.

Uno de ellos es el programa Educar en Familia. Dirigido a mejorar la capacidad educativa de los padres y profesores de alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria, les ofrece orientaciones prácticas para apoyarles en la ardua tarea de educar a los menores a su cargo. Por otro lado, El Nuevo Reto es un programa de prevención de adicciones dirigido a jóvenes, padres y educadores que se imparte en centros educativos de Primaria y Secundaria, asociaciones juveniles, clubes de tiempo libre…

Los talleres Mejorando la Convivencia en la Familia están pensados para padres y madres con hijos adolescentes. Su objetivo es propiciar espacios de encuentro con el fin de mejorar la comunicación en la familia y favorecer el desarrollo personal de los jóvenes. Por su parte, el programa Familia con Emociones trata de sensibilizar sobre la importancia de educar emocionalmente a lo largo del ciclo vital para capacitar a los más jóvenes para ejercer sus responsabilidades. Y Ocio Familiar, Tiempo También para Educar desarrolla la relación entre el ocio en familia y la prevención de comportamientos poco saludables, resaltando la importancia de las competencias parentales como motor de cambio.

Los Talleres de Resiliencia, dirigidos a padres, madres y educadores, se ocupan de la prevención de riesgos psicosociales. Los talleres de comunicación Entremadres tratan de favorecer la integración social propiciando un espacio de encuentro, diálogo y formación entre madres con un vínculo común (barrio, colegio…) para la mutua ayuda, afrontar los problemas derivados la educación de sus hijos y su plena incorporación a la sociedad.

Otra iniciativa formativa de AFA se ocupa de fomentar el momento de la comida familiar como espacio de comunicación. Sus contenidos se centran también en la prevención de trastornos de conducta alimentaria, y están dirigidos a padres, madres, educadores y adolescentes. Finalmente, Stop Violencia y Sexismo es un proyecto de educación en valores que busca abrir los modelos sociales de los adolescentes, centrándose especialmente en la no necesidad del uso de la violencia en sus comportamientos. Esta formación está centrada en el acoso en la escuela y en las ideas sexistas preconcebidas.

 

FICHA:

Acción Familiar Aragonesa (AFA)

C/ Doctor Casas 12, 2º

50008 Zaragoza

976 233 755

 

REDES SOCIALES:

Blog: www.accionfamiliararagonesa.blogspot.com

Twiter: @AFAaragonesa