Al cuidado de los mayores y los más vulnerables

Una de las organizaciones que impulsó la creación de la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión fue la Fundación Federico Ozanam. El consejo de Zaragoza de la Sociedad San Vicente de Paúl estuvo, en 1990, detrás del nacimiento de esta institución. Parida con el nombre de Fundación de Beneficencia Asistencial Particular y Cultural Federico Ozanam, esta se define como una entidad privada de carácter social, independiente, constituida sin ánimo de lucro, cuya misión es el apoyo a las personas mayores y la asistencia, promoción e inserción social de las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

Casi tres décadas después de la puesta en marcha de esta fundación, su misión sigue siendo la misma con la que se creó, puesto que las principales necesidades de las personas vulnerables siguen siendo básicamente las mismas: el acceso a la formación, el empleo y la vivienda como pilares básicos para hacer efectivo el derecho a una ciudadanía plena.

En el ámbito de la infancia sigue teniendo una gran relevancia el hecho de garantizar que todos los niños y niñas puedan tener los apoyos suficientes para poder culminar con éxito su escolarización, como elemento clave para romper la pobreza hereditaria. Y en lo que respecta a las personas mayores, una de las principales necesidades de este colectivo sigue siendo el acceso a unos recursos de cuidados, como residencias y centros de día, accesibles para todos aquellos ciudadanos que los precisen.

El trabajo de la Fundación Federico Ozanam se divide en dos campos de acción: mayores y acción social. El Área de Mayores ofrece atención y cuidados para las personas de más edad y también para sus cuidadores familiares, desde el servicio de ayuda a domicilio, los centros de día, apartamentos tutelados y centros residenciales, así como a través de un programa de apoyo al cuidador. En el Área de Acción Social se trabaja de forma integral con las personas más vulnerables de nuestra sociedad, atendiendo sus necesidades de vivienda, formación, empleo, apoyo psicosocial, etc.

El voluntariado es una pieza clave para el desarrollo de una ciudadanía más activa, que lucha contra la desigualdad social y abre una ventana a la esperanza. Los voluntarios de Ozanam complementan las actuaciones de formación de colectivos en situación de desigualdad y alfabetización española a inmigrantes, apoyan la búsqueda a empleo por internet, colaboran en actividades de refuerzo educativo y lúdicas para menores, acompañan a los mayores en las residencias y centros de día y recogen, seleccionan y clasifican las donaciones destinadas al Rastrillo Aragón, un evento que ya se ha convertido por derecho propio en un todo clásico en el calendario solidario aragonés, una cita ineludible a la que acudir a finales de año.

 

Para saber más…

Calle Ramón Pignatelli, 17

50004 · Zaragoza

976 443 366

fundacion@ozanam.com

www.ozanam.es